Carretera de Barcelona 22-28 - Sant Andreu de la Barca - Teléfono: 93 682 13 01
Hipertensión arterial

¿Qué es la hipertensión arterial?

00_revisiones_medicas.jpg

 

Es uno de los factores de riesgo mejor identificados (posiblemente el principal), entre los que se asocian al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Se define hipertensión arterial como la elevación sostenida de las cifras de presión arterial, tanto sistólica (máxima), como diastólica (mínima).


  Una persona es hipertensa cuando da cifras  de presión arterial, de  forma repetida (más de dos ocasiones en cierto tiempo), es igual o mayor de 140/90.

 

 

¿Cuál es la tensión arterial normal?

 Siempre ha de estar  por debajo de 140/90. Precisando algo más, en los adultos mayores de 18 años, sin enfermedades conocidas y por lo tanto sin tratamiento médico alguno, la tensión arterial normal se divide en:

Óptima………………. <120/<80

Normal………………. <130/<85

Normal elevada… 130-139/85-89

¿Cuál es el objetivo del tratamiento antihipertensivo?

enfermeria.jpg

Reducir la posibilidad de contraer enfermedades  cardiovasculares asociadas a la tensión arterial, como son la cardiopatía isquémica (infarto) o las enfermedades cerebrovasculares (embolias o hemorragias cerebrales).

Este tipo de enfermedades cardiovasculares ocupan, en los países desarrollados,  la primera causa de mortalidad.

 

Modificación del estilo de vida

Es como se denomina genéricamente a lo que ”hemos de hacer” y también a lo que debemos de “dejar de hacer”, cada uno de nosotros para favorecer un adecuado control, en este caso,  de la tensión arterial.

 Entre lo que “hemos de hacer” figura la actividad física y también una dieta rica en fibra, fruta y vegetales.

Deberemos  “dejar de hacer” o evitar, el sobrepeso y la obesidad, el abuso de alcohol y la ingesta excesiva de sal. Además deberemos suprimir el tabaco y las dietas ricas en grasas saturadas como las que incluyen carnes grasas y lácteos no desnatados.

Insistiendo y precisando un poco más en la modificación del estilo de vida, numerosos estudios científicos definen como las más eficaces:

  • Perder, al menos, 4 kg de peso cuando haya sobrepeso u obesidad.
  • Reducir el consumo de alcohol, por debajo de los 30gr los varones y de 20gr las mujeres.
    • 30 gr de alcohol para el hombre: El equivalente a 3 cañas/día o 3 vasos vino/día.
    • 20 gr de alcohol para la mujer: El equivalente a 2 cañas/día o 2 vasos vino/día.
  • Realizar actividad física, regular y de intensidad moderada, como mínimo 30 minutos, tres veces por semana.
  • Reducir la ingesta de sal a menos de 6gr/día (identificada como la medida más efectiva en el hipertenso sin sobrepeso).
  • Suprimir el tabacopues por sí mismo aumenta el riesgo cardiovascular.
  • Estimular el consumo de alimentos ricos en potasio, como son las frutas y verduras.

 

Así pues, insistimos, nos procuraremos una dieta rica en fruta y vegetales, también con lácteos desnatados, así como baja en grasas totales y saturadas.

 

MITOS Y ERRORES EN LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

1.-“No soy Hipertenso, mi presión es nerviosa” 

El estrés o los nervios pueden elevar la presión arterial en un momento determinado, pero en una persona sana estas cifras se elevan un poco y rápidamente vuelven a la normalidad. Sin embargo, los hipertensos debido a las alteraciones que presentan sus paredes arteriales, provoca que reaccionen de forma exagerada a situaciones de estrés con elevaciones importantes y mantenidas de la presión arterial.

 

2.-“Mi tensión es de familia”

La hipertensión tiene un componente hereditario y tener familiares con hipertensión aumenta las probabilidades de padecerla, pero eso no significa que sea normal y que no se haya de tratar igualmente.

 

3.-“Lo importante es tener la mínima controlada”

Es necesario el control tanto de la máxima como de la mínima, ya que la elevación de cualquiera de ellas conlleva un mayor riesgo cardiovascular.

 

4.-“Tengo la presión descompensada”

Este término no existe desde el punto de vista médico, popularmente se habla de ello cuando nos referimos a que la máxima y la mínima tienen valores muy cercanos, pero en realidad lo importante es que ambas estén dentro de los límites de la normalidad, sea cual sea la diferencia entre ellas.

 

5.-“Es normal la tensión alta en mayores”

Es cierto que la presión arterial puede aumentar con la edad, pero no por ello significa que es normal ya que ello provoca un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso de muerte. Por tanto, en los mayores, igual que en los jóvenes la presión arterial no debe ser superior a 140/90 mmHg.

 

6.-Mi presión solo está alta cuando voy a la consulta”.

La llamada “hipertensión de bata blanca” es debida a la elevación temporal de la presión arterial debido a la tensión nerviosa que se crea en el momento de la toma de la tensión en consulta. Controlar la presión en su domicilio (automedida) aportará en este caso información extra a su médico o enfermera.

 

7.-“Cada vez que me tomo la presión arterial es diferente: mi tensión está loca”

La variación de la presión arterial es normal, varía a lo largo del día dependiendo de la actividad que se realice, temperatura ambiente, emociones… Normalmente es más elevada en las primeras horas de la mañana y desciende mientras dormimos.

 

8.-“Se que tengo la presión alta porque me duele la cabeza”

En la mayoría de casos la hipertensión no produce síntomas, por eso es llamada la “enfermedad del silencio”. El dolor de cabeza es un síntoma inespecífico y puede ser debido a múltiples causas.

 

9.-“Soy de tensión alta porque si tomo pastillas para bajarla me siento mal”

Es normal que el organismo que esté acostumbrado a unas cifras muy altas de presión, al bajarlas la persona se sienta cansada y con falta de vitalidad. Esta sensación desaparece a los pocos días, lo cual no es motivo para abandonar el tratamiento.

 

10.-“Por suerte sangro por la nariz y no más arriba”

El sangrado nasal tiene escasa relación con la hipertensión. La hipertensión es una enfermedad que afecta a las arterias y en la mayoría de casos el sangrado nasal es de origen venoso.

 

11.-“Si tengo la tensión bien, ¿para qué voy a seguir tomando el tratamiento?”

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la mayoría de casos que puede ser controlada, pero no curada. Es decir, la tensión arterial está bien gracias a que está tomando ese tratamiento, si deja de tomarlo su tensión volverá a subir.

 

12.-“Se me acabaron las pastillas de la presión y como tenia que venir al médico no las he comprado”.

El tratamiento de la hipertensión deber ser continuado y nunca se debe abandonar salvo por indicación expresa de su médico.

 

13.-“Como tomo pastillas para la tensión puedo tomar sal en las comidas”.

La dieta equilibrada y pobre en sal está indicada incluso en las personas con presión normal, además en las personas en tratamiento hay una mejor respuesta a la medicación.

 

14.-“No puedo tomar café porque soy hipertenso”

El café eleva momentáneamente la presión arterial. No está demostrado que el consumo habitual de café ocasiones hipertensión. La recomendación es que se puede tomar de 1 a 3 tazas de café al día.

 

15.-“El picante eleva la presión arterial”

No se ha demostrado que el picante eleve la tensión arterial. Al contrario, algunos estudios ponen de manifiesto que incluso en cantidades moderadas tienen un efecto relajante de los vasos sanguineos.

 

16.-“El agua sube la presión”

Beber agua no eleva la presión arterial y es fundamental para una buena hidratación y una dieta saludable. Es necesario beber al menos un litro y medio de agua al día.

*Información obtenida de www.clubdelhipertenso.es

(Asociación de la Sociedad Española de Hipertensión)

 

Autores:

-Dr.Vicente Orós Espinosa. Medicina General y Radiología. Director Médico Centre Mèdic Sant Andreu 

-Dipl. Lina Herrera Cardenete. Enfermería. Responsable Enfermería Centre Mèdic Sant Andreu