Carretera de Barcelona 22-28 - Sant Andreu de la Barca - Teléfono: 93 682 13 01
Medicina regenerativa

¿Qué es? 

adn2.jpg

La medicina regenerativa es un campo emergente e interdisciplinario que tiene como objetivo la reposición o regeneración de células de tejidos u órganos dañados estructural y funcionalmente.

Para lograrlo utiliza distintos abordajes tecnológicos, basados en la tecnología de las células troncales, moléculas solubles que tienen efecto sobre estas células, entre otros.

 

   

 

Terapias e indicaciones

 

1.-Factores de crecimiento

 ¿Qué son?

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF, Plasma Rich in Growth Factors) o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una técnica actual de regeneración celular que acelera el proceso de cura de las lesiones musculares, tendinosas y articulares.

El plasma rico se adquiere de la sangre del mismo paciente. Una vez extraída la sangre, se separa el plasma rico en factores de crecimiento, proteínas esenciales en procesos de reformar, reparar, regenerar tejidos y reestructurar la matriz extracelular.

Esto hace posible que una lesión se cure incluso en la mitad de tiempo, ya que el tratamiento acelera el proceso de restauración de los tejidos implicados.

 

Indicaciones

El plasma rico se utiliza para lesiones de tipo muscular, tendinosa y articular. Puede asociarse a intervenciones quirúrgicas, ya que favorecerá la cicatrización de tejidos, se utiliza en artrosis y desgaste tisular y también tiene un uso regenerador en piel.

Existen diferentes usos y aplicaciones para los factores de crecimiento. Son los siguientes:

  • Artrosis de rodilla, cadera…
  • Lesiones tendinosas (ligamentos cruzados, tendinitis crónicas…)
  • Injertos óseos
  • Consolidación de fracturas
  • Aceleración de cicatrización
  • Pseudoartrosis
  • Rejuvenecimiento facial con factores de crecimiento
  • Lesiones del cartílago 

 

2.-Ozonoterapia

¿Qué es?

 El Ozono médico pone en marcha los mecanismos de regeneración celular. Estimula la fabricación de antioxidantes en cada célula, lo que se traduce en desinflamación, regeneración, rejuvenecimiento del tejido, y mejora el rendimiento energético celular (aumenta la 2,3 DPG) facilitando un buen funcionamiento de los procesos biológicos y metabólicos del organismo.

 

Indicaciones

  • Reumáticas: afecciones de articulaciones, cartílago y tendones, hernias discales, calcificaciones, túnel carpiano, fibromialgia, fatiga crónica…
  • Específicas: afecciones del corazón e hígado, migrañas, herpes, psoriasis, quemaduras, infecciones genito-urinarias, Esclerosis Múltiple, Alzheimer, Parkinson, Lupus Eritematoso…
  • Vasculares y metabólicas: afecciones arteriales y venosas, úlceras, colesterol…

Hernias de Disco. Esta técnica está indicada en aquellos pacientes con patología discal lumbar, cervical o dorsal que no responden al tratamiento conservador ni analgésico. Los resultados obtenidos en el tratamiento de la hernia discal con ozono son similares a los obtenidos mediante cirugía, con la ventaja de ser un tratamiento ambulatorio, sin contraindicaciones (excepto en el favismo y el hipertiroidismo con nódulos activos), ni efectos secundarios, ni los inconvenientes de la cirugía, respetando la anatomía vertebral y pudiendo regresar rápidamente el/la paciente a su vida activa.

Existen 2 técnicas para el tratamiento de la hernia discal con ozonoterapia:

  • Discolisis: se realiza en quirófano bajo sedación y control radiológico. La persona es dada de alta el mismo día. El ozono inyectado en el disco acelera la degradación de los polisacáridos en el núcleo pulposo, disminuyendo el volumen de la hernia.
  • Inyecciones en la musculatura paravertebral: se realizan entre 4 y 8 sesiones ambulatorias. Estimula la producción de enzimas antioxidantes y neutraliza los productos tóxicos liberados por la ruptura del núcleo pulposo, responsables en parte de la inflamación del nervio. Su acción analgésica disminuye la contractura muscular de defensa que, de forma refleja, se activa para proteger la zona de la hernia discal.

Dolor de Espalda y Lumbalgia. Indicada especialmente en los dolores crónicos (lumbares, dorsales o cervicales), acompañados o no de escoliosis. La acción analgésica y antiinflamatoria del ozono puede mejorar de forma significativa la calidad de vida y los síntomas relacionados con el vértigo, especialmente en las personas mayores.

Artrosis de Rodilla y Cadera. Con la ozonoterapia intraarticular se puede conseguir una buena respuesta en la articulación, los tendones y los ligamentos sin efectos secundarios ni contraindicaciones conocidas. La disminución del dolor suele establecerse a las 5 sesiones.

Fibromialgia. La ozonoterapia constituye una importante y eficaz terapia complementaria por sus efectos generales (en la sensación de cansancio o fatiga) y locales (con su acción antiinflamatoria y analgésica aplicada a los puntos dolorosos).

Oncología, tratamiento de apoyo. La ozonoterapia puede mejorar la astenia, la sensación de cansancio y la calidad de vida básicamente en los pacientes que han recibido radio o quimioterapia, ya que aumenta el 2,3DPG eritrocitario y disminuye la agregación eritrocitaria, teniendo como resultado una mayor aportación de oxígeno a nivel de todos los tejidos.

Úlceras y retrasos de cicatrización.

  • Lesiones post-traumáticas: caídas, accidentes.
  • Heridas post-cirugía: suturas que no han cicatrizado bien.
  • Úlceras por trastornos circulatorios, venosos (varices) o arteriales (diabetes).
  • Úlceras de decúbito.

Diabetes, prevención y tratamiento de las complicaciones. La ozonoterapia suele disminuir la posibilidad de secuelas por esta enfermedad:

  • Pié diabético, puede llegar a evitar amputaciones.
  • Complicaciones vasculares: piernas (claudicación intermitente), cardíacas (infartos) y oftalmológicas (hemorragias).

Arteriosclerosis. El aumento de 2-3 DPG eritrocitario y de la cesión de oxígeno a los tejidos que produce la ozonoterapia resulta un buen tratamiento por déficit de oxigenación que padecen los tejidos en la arteriosclerosis, especialmente el cerebro, el corazón y las arterias periféricas (piernas). La Ozonoterapia puede practicarse como tratamiento único en las fases iniciales, pero no en los casos avanzados, en los que sería un apoyo a otros tratamientos.